London Classic Motor Show

El London Classic Motor Show, y la admiración de los Británicos.

En el centro de exhibiciones EXCEL de Londres, se celebró el London Classic Motor Show 2015.  El fin de semana tuvimos la oportunidad y suerte de poder cuadrar la agenda para poder asistir, y contaros algunas de las maravillas de las que pudimos disfrutar, pero más allá del evento en sí, y de los espectacuraes, exclusivos, y fantásticos coches clásicos que pudimos ver, queremos hablaros de la sensación principal que percibimos en torno al mundo del clásico.

Desde luego, para cualquier aficionado al mundo del automóvil, independientemente de que hablemos de coches clásicos, o no, Londres es un marco incomparable para este sector, las calles de la ciudad son una pasarela continua de alta costura, en las que podemos disfrutar de los últimos modelos y a la vez más exclusivos del mundo.

Como sabéis, y de camino a lo que más nos interesa a nosotros, en Inglaterra y en términos más generales en Reino Unido, hay una larga trayectoria del mundo del automóvil clásico, pero es que además de este punto, la sensación de la que hablamos, es que hay un gran respeto y admiración por este mundo. En cambio y por mucho que duela decirlo, la realidad es que en España no suele haber esta admiración, ¿por qué en España está mal visto tener un coche exclusivo?, da igual que tengas un gran clásico, coche de colección, o superdeportivo. La realidad es que está mal visto, ¿qué nos pasa a los españoles?

Yo me alegro cuando veo un coche de alta gama, exclusivo, clásico, o superdeportivo, claro que hay algo de envidia, a quién no le gustaría tenerlo, conducirlo, pero de ahí, a que ese nivel de envidias provoque que los dueños deban ir con miedo…

Este fin de semana vimos, entre los barrios de Notting Hill y Portobello, que si bien es cierto son unos barrios de clase social alta, equivalente salvando las distancias a la zona del Viso – Bernabéu en Madrid, un Rolls Royce Phantom del año 2013, pues bien, no me imagino en una calle solitaria pasando la noche a un a ese coche saliendo indemne en Madrid. Ojalá nos equivoquemos, y esa admiración que nosotros tenemos por los coches clásicos, esa sonrisa que se nos pone cuando vemos a uno por la carretera, fuera la norma general aquí.

Más allá de estos hechos, en los que dejamos nuestra sensación después de algunas experiencias, y vivencias, desde aquí queremos dar las gracias a todos los que veis estas joyas sobre ruedas, y simplemente los admiráis, independientemente de lo más o menos afortunados que nos sintamos por tener la posibilidad de acceder a uno o no, no está mal tener sueños, y sobretodo perseguirlos.

Un saludo a todos, y os dejamos con nuestras imágenes favoritas de este fin de semana.

Top Classic Car